miércoles, 24 de abril de 2013

Vino y empanadas


Ya se sabe que la vida es bella, que si estamos bien se multiplica la felicidad. Pensé que empanadas con vino tinto sería una buena forma de agradecer a la vida.  


Así las llevé a la parrilla para que se cocinaran, durante 20 minutos



Luego las retiré del fuego de la leña y las llevé a la mesa



"La felicidad viene adherida al ser humano, 
no lo echemos a perder"